J.N. Loughborough estuvo presente junto a Elena G. de White en más de 50 ocasiones mientras ella tenía visiones.

También viajo extensivamente junto a los White mientras predicaban el evangelio de Jesús y es considerado uno de los pioneros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Habiendo estado intrínsecamente envuelto, Elena G de White le pidió que escribiera sus observaciones del movimiento de los pioneros.

J.N. Loughborough escribió, “Habiendo estado familiarizado con el movimiento Adventista del 1843 y 1844, y desde el 2 de enero de 1849, proclamado la doctrina, primero como Adventista y luego, desde 1852 como Adventista del Séptimo Día, considero un gran placer el “hablar de las cosas que he visto y oído” (El Gran Movimiento Adventista, prefacio).

“El Gran Movimiento Adventista” es una mirada exhaustiva a los tempranos inicios del movimiento Adventista y el surgimiento y progreso de los inicios de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.